Por Arleny Lantigua

Hemos rebasado los tiempos en que una mujer se sentía “mal”, cuando se compensaba por su esfuerzo con mimos y cuidados. Recuerdo haber visto amigas o yo misma decir por teléfono a escondidas “que estaban en el salón” o sentirse culpables porque se fueron a dar un masaje.

Creo en la recompensa y el merecimiento, en el autocuidado, que es responsabilidad propia. Cuidarse a una misma es de los mejores regalos que podemos darnos.

En el mundo actual donde la mujer moderna batalla entre producir, crear y conquistar nuevos retos con el problema de no tener tiempo para si misma o su familia, es importante hacer conciencia de este tema. Pues como acotamos en este articulo quien se cuida se ama, y amarse a si misma es el primer paso para amar a los demas sanamente. Asi mismo una persona que se cuida es mas prolifera profesionalmente.

Hemos sido testigos de muchos casos que a causa del estrés han rayado en enfermedades o tensiones evitables. El estrés es una de las principales causas del bajo rendimiento de la persona.

De que vale nos vale producir dinero si vamos a estar constantemente estresadas? De que vale comprar maquillaje costoso si tu piel está deshidratada? De que vale ponerte extensiones si tu cabello tiene años que no recibe un buen tratamiento? De que vale una buena cartera si adentro solo lleva dinero, no memorias? De que vale una buena ropa si al mirarte al espejo no te sientes cómoda en tu propia piel? De que vale que inviertas en una crema costosa antiaging luego de que ya están las arrugas?

Son preguntas que nos deben llevar a reflexionar sobre lo que estamos haciendo por nosotros mismos.

Autocuidarse es recibir una invitación al cine y aceptarle sin remordimientos, elegir una cita contigo todas las semanas en el spa de tu preferencia, planificar tus vacaciones, meditar, orar, apartarte del ruido y tu rutina.

Apuesto a que las féminas hagan balance, ese balance que te cuida y previene hasta de graves enfermedades porque estas alerta y escuchando lo que dice tu cuerpo. Este es el momento tuyo, nunca como ahora el AUTOCUIDADO fue tendencia. Aprovecha ese MOOD y empieza a premiarte, te aseguro que nadie te lo reclamará, ni tu esposo, ni tu familia, ni tus amigos…ellos saben que lo mereces. No es egoísmo, es darnos calidad de vida que se refleja luego en felicidad.

Con amor,

Arleny.